“Todavía quedan muchas personas que no pueden salir de sus casas”

67

“Cualquier problema que afecta a un ciudadano de a pie, nosotros lo sufrimos con creces. Los discapacitados no tenemos la confianza de circular como una persona en condiciones físicas normales”. De esta forma tan rotunda define Andrés Serrano, presidente de la Asociación de Minusválidos Físicos de Villaverde (Amifivi), la si- tuación actual del colectivo con movilidad reducida en la ciudad de Madrid con motivo de la celebración del Día de las Personas con Discapacidad, este 3 de diciembre. El portavoz del colectivo asegura que se han producido avances en los últimos tiempos, pero que queda un largo camino por recorrer “para que muchas personas no sigan encerradas en sus casas y puedan salir a la calle”. Serrano habla de problemas a la hora de tener una vivienda completamente accesible, de baches en la vía pública que no se arreglan en un largo tiempo, de rebajes ocupados por vehículos, y de lugares públicos como comercios o cafeterías, inaccesibles. Capítulo aparte, a su juicio, merece el transporte público. “No se revisan las rampas de los autobuses antes del salir de las cocheras y muchas de las estaciones de Metro más importantes como Tribunal o Bilbao no son accesibles” critica abiertamente. “La poca solidaridad que existe entre los conductores, cuando aparcan sus coches en los pasos de cebra o en los aparcamientos reservados para personas con movilidad reducida también es un grave problema” , afirma. Como ejemplo, pinta el panorama al que se enfrenta a diario en el distrito de Villaverde. “Queda mucho por hacer y con los 40.000 euros que este año se han dedicado a la eliminación de barreras arquitectónicas en el distrito, no hay ni para empezar. No es ningún consuelo que en otros dstritos como Usera sea mucho menos la cantidad dedicada y haya muchos más problemas arquitectónicos”, explica Serrano. Al respecto, asegura que una parte del presupuesto se ha dedicado al traslado del mercadillo al paseo de Ferroviarios. GASTO TRES VECES MAYOR Por último, Amifivi considera que la situación es lamentable, ya que una persona con algún tipo de discapacidad o enfermedad, gasta tres veces más de media que cualquier ciudadano sin ninguna discapacidad. MIGUEL HERNÁNDEZ Gente en Madrid Sur [email protected]