Un año después del inicio de las obras, ¿cuál es la situación de la nueva gasolinera?

101

El 26 de noviembre de 2012 comenzaron las obras de construcción de la nueva gasolinera de la calle Hulla y desde entonces hemos intentado evitar que esta instalación se sitúe a escasos metros de las viviendas y de las zonas infantiles. Será complicado, pero por intentarlo no va a quedar. Creemos que la construcción de la nueva gasolinera ha sido posible gracias a las enormes facilidades que han puesto a la empresa tanto el Ayuntamiento como la Comunidad de Madrid, llegando incluso a cometer lo que a nuestro juicio son graves irregularidades, como son: – No ha existido la información pública y la notificación a los vecinos que establece la legislación lo cual impidió que en su día pudiéramos haber presentado alegaciones a la concesión de la licencia. – Revisando el expediente hemos encontrado irregularidades en la concesión de la licencia, en el propio proyecto y en los aspectos formales de la tramitación. – Desde el punto de vista medio ambiental, también hemos denunciado incumplimientos de la Declaración de Impacto Ambiental, que es la que impone las condiciones para que la construcción sea lo más segura posible. ¿POR QUÉ NOS OPONEMOS? – Pensamos que una gasolinera es una instalación peligrosa, en la que se pueden producir accidentes que pongan en riesgo a los vecinos del entorno. – Las emisiones de una estación de servicio pueden poner en riesgo la salud de las personas que viven cerca, a lo que hay que sumar los problemas de ruidos y olores que acarreará. – Por eso, no puede ubicarse a tan pocos metros de las viviendas y de las dos zonas infantiles y tampoco en el mismo solar donde está prevista la construcción del centro de salud que puede perderse por este motivo. ¿QUÉ ESTAMOS HACIENDO? Hemos presentado dos recursos al Ayuntamiento, que fueron desestimados por los mismos que concedieron la licencia. También hemos entregado más de 2.500 firmas a la Alcaldesa, que han sido ignoradas. Hemos exigido a Patrimonio que comprobara diferentes aspectos del proyecto, y nuestras peticiones tampoco han sido atendidas. Por eso, nos hemos visto obligados a presentar una demanda contra la concesión de la licencia de construcción que ha sido admitida por el juzgado nº 28 de lo Contencioso-Administrativo y estamos a la espera del juicio que determine quién lleva razón. Pensamos que existen muchas posibilidades de ganar, por lo que todavía puede quedar partido por jugar. También hemos conseguido que Medio Ambiente vaya a realizar una inspección, con la confianza de que se consiga paralizar la obra. COMO CONCLUSIÓN Hay vecinos que defienden esta construcción, pero en ocasiones se escuchan argumentos que no son del todo ciertos: – Está demostrado las nuevas gasolineras no acarrean bajadas de precios en las zonas que se implantan. –Es falso que actualmente se vaya a construir un Burguer King. Esa noticia fue un bulo interesado del dueño de la gasolinera que sabía que, según parece, existe una gran “necesidad” en el barrio por estas franquicias. – Cuando se habla de que las gasolineras son seguras no se dice la verdad. No sólo por los accidentes, sino por los estudios que demuestran que la afección de agentes cancerígenos, como el benceno, pueden alcanzar un radio de más de 100 metros. Por todo ello, os pedimos que hasta que no se resuelva el contencioso, y que un juez determine si es una gasolinera legalmente construida, no hagáis uso de la estación de servicio. Todo el mundo puede tener su opinión, pero nuestra obligación es defender la seguridad y la salud de los vecinos, así como la construcción del centro de salud del barrio. nogasolinera.png