Un archipiélago verde crece en Madrid

50

Desde hace varios meses, más de una decena de huertos urbanos comunitarios comparten información; intercambian saberes, plantas y semillas y trabajan de forma colaborativa para extender en la capital una red de huertos comunitarios. En palabras de Kois, responsable de Huertos Urbanos de la Federación Regional de Asociaciones Vecinales de Madrid (FRAVM), se trata por un lado, de “dignificar espacios públicos degradados, como solares abandonados, zonas interbloque, parques deteriorados… para convertirlos en espacios de convivencia intercultural e intergeneracional…” y de “contribuir a la sostenibilidad medioambiental construyendo pequeñas islas verdes que ponen de manifiesto el creciente malestar de la ciudadanía ante un modelo de desarrollo urbano que depreda recursos naturales y espacios de sociabilidad”. La Red de Huertos Urbanos de Madrid incluye proyectos de origen y trayectorias diversas. Algunos han sido promovidos por asociaciones vecinales en Moratalaz, Adelfas (Retiro), el barrio del Pilar (Fuencarral), Almenara (Tetuán), Lucero y Las Águilas (Latina) en colaboración con otras entidades del barrio. Otros por la comunidad universitaria (Universidad Complutense de Madrid), colectivos ecologistas (Grupo de Acción para el Medio Ambiente en la Casa de Campo), vecinos (Esta es una Plaza, en Lavapiés), centros sociales (el solar de Antonio Grilo, en Malasaña)… Todos ellos son, sin embargo, “ecológicos, públicos, gratuitos y comunitarios”. En palabras de Kois, estos espacios “no son sólo espacios de transformación urbana, sino social”, ya que “funcionan con dinámicas y metodologías asamblearias, incluyentes, deliberativas, de avance en grupo… que los convierten en pequeñas escuelas de democracia participativa”. El objetivo de estas iniciativas es, a medio y largo plazo, “consolidar estos proyectos y facilitar la creación de nuevos huertos que hagan de nuestra región una comunidad más respetuosa con el medio ambiente y con la ciudadanía. Para ello es fundamental -añade- que las administraciones cedan el uso de parcelas públicas, una reivindicación que ya hemos hecho llegar a través de la FRAVM al área de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Madrid, cuyos responsables están estudiando posibles fórmulas”. El próximo sábado 11 de junio miembros de la Red llevarán a cabo una “bicicletada festiva con reparto de planta hortícola”, para dar a conocer la Red de Huertos Urbanos y “animar a los transeúntes a que se pasen por cualquier huerta de la red o a crear otros nuevos”. La bicicletada partirá a las 19 horas del puente monumental de Arganzuela, situado en la esquina del paseo de Yeserías y Antonio López.