Vecinos de un edificio de protección pública se sienten engañados por la EMVS

44

Madrid, 27 feb (EFE).- Los vecinos del número 56 de la calle del Berrocal (Villaverde), una comunidad de siete portales con un total de 176 viviendas de protegidas pertenecientes a la Empresa Municipal de la Vivienda y Suelo (EMVS), se sienten engañados por el Ayuntamiento de Madrid. “Se ofertaron con alquiler asequible y opción a compra, pero a la hora de la verdad ha sido todo mentira”, ha explicado a Efe Patricia Yepes, vocal de la comunidad de vecinos. “Además, tenemos problemas de construcción desde el primer día y nadie se hace responsable de nada, ni la EMVS como dueña del edificio ni la constructora Begar Construcciones y Contratas, ya que está en suspensión de pagos”, ha añadido. En 2004, el Ayuntamiento ofertó 176 viviendas de protección oficial en régimen especial y eran alquileres con derecho a compra cuyas rentas oscilaban entre los 278 euros y los 460 euros, según anunció el propio Consistorio. “Mi piso es de tres dormitorios y lo menos que he pagado al mes han sido 565 euros. Las llaves de la vivienda nos la dieron en abril de 2006, por lo que mi familia y yo ya hemos pagado 48.000 euros de más y encima sin derecho a compra, lo que no es justo porque se desentienden de lo que ofertaron en un principio”, ha relatado Yepes. Ella y otra vecina, Eva María Sánchez, se reunieron esta semana con responsables municipales de Patrimonio (Silvia Gordillo y Alicia Cáceres) y del departamento de Obras (Miguel Ángel Prieto) para solucionar los problemas de mantenimiento y de construcción que tiene el edificio, diseñado por el arquitecto David Chipperfield, y pedir explicaciones por “incumplimiento de contrato”. La reunión fue “un desastre”, resumió Yepes, que ha explicado que las responsables de Patrimonio dijeron que los “defectos de construcción” los estudiarían y si eran responsabilidad de ellos los arreglarían. “De los precios de los alquileres indicaron que se ajustaban a lo que marcaba el Boletín de la Comunidad de Madrid de 9 de mayo de 2005, cuando la oferta del Ayuntamiento era de antes; y sobre el derecho a compra de los pisos aseguraron que el contrato ponía que el alquiler es durante diez años y la EMVS se reservaba el derecho de ponerlos a la venta”, ha concluido la afectada. EFE