Viernes 4 de octubre, asamblea vecinal para reivindicar el centro de salud

390

Butarque se ha caracterizado siempre por ser un barrio que no se conformaba con las decisiones de las administraciones cuando estas van en contra de los derechos básicos de las vecinas y vecinos.

Con el centro de salud y su construcción venimos siendo engañados desde el año 2007 cuando prometieron desde la Comunidad de Madrid construir 55 nuevos centros en cuatro años, entre los que se encontraba el nuestro. Desde entonces, cada vez que algún responsable de la Consejería era consultado, la contestación siempre significaba un nuevo retraso.

La última vez que un político públicamente se refirió a la construcción de nuestro centro de salud, fue el actual Consejero de Sanidad, Enrique Ruíz Escudero, que el 4 de febrero de 2018, mientras el vecindario se concentraba para exigir el inicio de las obras, declaró refiriéndose a Butarque que «en este año se empieza a realizar el proyecto técnico y luego lo que tarde la construcción. Es aproximadamente un año o año y medio lo que tardan en construirse los centros de salud con lo cual en breve tienen el compromiso del Gobierno que va a ser así«.

Pues no fue en 2018 y tampoco va a ser en 2019, porque la Gerencia Asistencial de Atención Primaria ha confirmado que la previsión es que las obras sean adjudicadas “durante el año 2020”, lo que en la práctica significa la consumación de un engaño a todo el barrio que lleva esperando más de una década la construcción de un equipamiento tan necesario como el centro de salud.

No vamos a tener el centro de salud construido en 2020 como decía el Consejero de Sanidad el año pasado. Con suerte se adjudicarán las obras «durante el año» y habrá que sumar los dos años que conllevarían las obras y la dotación del centro, lo que retrasa la puesta en marcha hasta al menos 2023 si no se producen nuevos retrasos, algo bastante probable.

Ante esta situación, os convocamos a una Asamblea Vecinal urgente el próximo viernes 4 de octubre a las 18:30 horas en el local de AVIB para decidir las acciones a realizar tras este nuevo anuncio que en la práctica supone seguir dejando a todo un barrio sin un equipamiento tan esencial como un centro de salud.

No podemos consentir que se nos engañe e ignore de esta manera. No permitirlo está en nuestra mano.

Os esperamos.