Villaverde al límite legal de contaminación

410

Una tras otra, las distintas estaciones de medición de la contaminación van rebasando los límites legales para el dióxido de nitrógeno sin que desde el Ayuntamiento ni desde la Comunidad deMadrid se adopte ninguna medida ante esta situación, que tiene muy graves consecuencias para la salud de la población. La última en superar este umbral, la octava, ha sido la ubicada en Sanchinarro. Ecologistas en Acción denuncia la indefensión a la que estamos sometidos los madrileños, pues ni con las continuas denuncias, ni con demandas ante los juzgados conseguimos que se nos garantice el derecho a respirar un aire limpio. Con la estación de Sanchinarro, son ya 8 estaciones de medición de la contaminación –de las 24 que hay en la capital–, las que rebasan la línea roja que marca el límite permitido por la legislación de 18superaciones horarias de 200 microgramos por metro cúbico de dióxido de nitrógeno, NO2. Y mientras continúa el anticiclón y se superan los niveles legales deforma generalizada, la Delegada de Medio Ambiente sólo habla de pedir una prórroga a la Comisión Europea para seguir prolongando esta situación hasta cinco años más. De entre las 8 estaciones que hasta la fecha han superado el límite horario, destacan sobre todo Ramón y Cajal, con 81 superaciones, y Plaza Elíptica, con 78, lo que quiere decir que multiplican por más de4 el límite máximo que nunca debieron rebasar. Y, como viene reiterando Ecologistas en Acción, lo sangrante es que mientras se superan estos niveles legales de forma generalizada, ni siquiera se avisa a la población, no ya que se tomen medidas eficaces para evitarlo. Recordemos que en Italia cerraron al tráfico recientemente algunas ciudades, que en Barcelona al menos han fijado una limitación a la velocidad en las carreteras de acceso, etc. De continuar este anticiclón junto con la inacción municipal, en los próximos días pueden incorporarse a esta relación dos nuevas estaciones, Villaverde y Plaza de Castilla, que están a un paso de superar el límite legal. Del mismo modo, la situación es mala en el resto de la Comunidad deMadrid. Por ejemplo, la estación de Alcobendas ha superado en lo que va de mes 6 veces el límite horario para el dióxido de nitrógeno, la tercera parte de lo que la ley permite para todo el año. Mientras la consejera Ana Isabel Mariño insiste en que el aire es “excelente”, en lugar de poner en práctica medidas para paliar la contaminación.