El Ayuntamiento reduce un 8,9% su presupuesto para 2011

El Ayuntamiento de Madrid ha presentado sus presupuestos para el año 2011, periodo en el que dispondrá de 4.526 millones de euros, cantidad inferior en un 8,9% (9,4% si se tienen en cuenta las empresas públicas) a las cuentas del reciente ejercicio económico (4.966). El Consistorio, que registra un descenso en sus cuentas por tercer año consecutivo, ha tomado medidas severas para afrontar la deuda municipal (7.145 millones a 30 de junio de 2010) y con estos números reducirá su déficit en un 9,7% (348 millones) debido, sobre todo, al tijeretazo acometido en el ámbito de las inversiones (39%). En este sentido, se destinarán 279 millones a terminar las infraestructuras ya iniciadas, pero no se llevará a caboningunaobranueva a lo largo del 2011. Otra fuente de ahorro serán los 124 millones recortados en los gastos administrativos y de personal. Descienden los presupuestos destinados a todas las áreas, exceptuando el apartado de ‘operaciones financieras’, que sube un 14,47% hasta 294 millones, para amortizar parte de la deuda. Las reducciones afectan, especialmente, a Obras y Espacios Públicos (23,40%); Urbanismo y Vivienda (18,41%); y Economía (13,51%). El área de Familia y Servicios Sociales (más de un 10%) también se ha visto perjudicada, aunque este aspecto no impedirá que “se mantengan las prestaciones sociales en niveles de inversión y crecimiento”, insistió el alcalde Alberto Ruiz-Gallardón en su exposición. El alcalde, acompañado en las explicaciones sobre el proyecto financiero por Juan Bravo, delegado de Hacienda, ha insistido en que “no se suben los impuestos”. De hecho, “ni se actualizarán con respecto al IPC”. Tampoco abandonarán los gastos impropios, “que deberían pertenecer a otras administraciones”. Se eleva esta partida de 116 euros por habitantes a 335. MERCAMADRID Gallardón y Bravo confirmaron la venta del 51% que posee el Ayuntamiento en Mercamadrid a la empresa mixtaMadrid Espacios y Congresos, de titularidad municipal, aprovechando que la deuda de esta sociedad no computa en los números rojos del Consistorio. La operación supondrá unos ingresos de “casi 200 millones de euros, que reducirán en tres meses el retraso en el pago a los proveedores”, según Bravo. Asimismo, la subrogación de la deuda de Calle 30, empresa con un 80% de titularidad municipal y centrada en la M-30, podría generar otros 100 millones de euros, cantidad necesaria para pagar un mes más de la deuda existente con los proveedores. Este importante alivio económico depende de la confirmación oficial del Gobierno. “NO VAMOS A VENDER EDIFICIOS MUNICIPALES” Así de tajante se mostró Juan Bravo, delegado de Hacienda, sobre esta posibilidad manifestada por Esperanza Aguirre, presidenta de la Comunidad. “No generaría ningún beneficio”, aclaró. Durante la presentación de los presupuestos hubo una alusión constante al Gobierno, “que ha dado la espalda a la ciudad” debido a la imposibilidad de renegociar la deuda del Ayuntamiento. “Madrid no se para. No hemos cambiado el rumbo, pero sí la velocidad”, apuntó Gallardón con gran determinación.