El Ayuntamiento ya ha previsto la venta del 1,4% de su parte en el Canal

Ha sido cuestión de días. Con la firma del convenio con la Comunidad de Madrid todavía húmeda, el alcalde, Alberto Ruiz-Gallardón ha decidido comenzar a vender el paquete de acciones que le corresponderán tras la privatización del 49% del Canal de Isabel II, propuesta por Esperanza Aguirre. Así lo refleja al menos en el Plan Económico financiero 2012-2015 que presentará al Gobierno para explicar cómo pretende sanear las cuentas municipales. El Ayuntamiento, que por convenio será propietario del 10% del accionariado público, está obligado a mantener un 3%, pero puede vender al mejor postor el 7% restante (194,4 millones de euros) y parece que así lo hará. La vocación del Gobierno municipal, sin embargo, era mantener su participación en la futura empresa para situarse como socios de referencia, o al menos eso defendía el concejal de Hacienda, Juan Bravo, en sus comisiones, pero las estrecheces económicas le hacen remar en la dirección contraria. En el presupuesto de 2012 ya se ha previsto incluir unos ingresos de 39,2 millones que procederán de la venta de un 1,4% del paquete de acciones. El ingreso será efectivo cuando la Comunidad ponga a la venta su parte del accionariado, momento en el que el Ayuntamiento aprovechará para hacer lo mismo simultáneamente. A la compra, pueden concurrir a la entidades financieras o empresas del sector como Aguas de Barcelona o multinacionales que se dediquen al negocio de la distribución de agua.