El fin de La China es una incógnita

Según el Plan Nacional de aguas 2007-2015 el finiquito de la depuradora debería llegar antes de diciembre del 2015. El coste. de las obras sería financiado por la Sociedad Estatal Aguas de la Cuenca del Tajo en un 50% y el Ayuntamiento de Madrid en otro 50% a 45 años. Este protocolo contempla las obras declaradas de interés general del Estado que serán ejecutadas y financiadas por la Administración General del Estado. Con un coste aproximado de 600 millones de euros, las obras contemplan la aglomeración de la China-Butarque y la aglomeración sur. Las obras competencia del Ayuntamiento de Madrid, dentro del Plan de Caracterización y Actuaciones Prioritarias en las Infraestructuras de Tratamiento de Agua Local, que estarían finalizadas antes de diciembre del 2015 con una inversión cercana a los 1.300 millones de euros, de los cuales 760 corresponden al, prácticamente, ya ejecutado Plan de Mejora de Calidad del Río Manzanares, y otros 200 al Programa de Nuevas Inversiones en Infraestructuras de Saneamiento, parcialmente sufragado por la Unión Europea (con 122). Estas obras incluyen el estanque de Tormentas y colectores asociados ERAR China, permitiendo el desmantelamiento de la estación depuradora de aguas residuales más antigua de Madrid, el estanque de Tormentas y colectores asociados ERAR Butarque y el estanque de Tormentas y colectores asociados ERAR Gavia, entre otras. Según el Ayuntamiento, la retirada de La China era la mejor opción por el “alto coste” de su adaptación a la nueva normativa estatal recogida en el Plan Nacional de Saneamiento y Calidad. Aplazamiento desde la Comunidad de Madrid Sin embargo, el 26 de noviembre de 2008 el Canal de Isabel II sacó a concurso la gestión para los próximos cuatro años de ocho estaciones depuradoras de aguas residuales de Madrid en el Boletín Oficial de la Comunidad. El Canal de Isabel II mantiene así funcionando la depuradora de aguas de La China, al menos hasta 2012, lo que impide los planes del Ayuntamiento, que había propuesto clausurarla e integrarla en el Parque Lineal del Manzanares. El contrato adjudica 18 millones de euros para la empresa que se haga cargo de la estación. El proyecto municipal vendió, en diciembre de 2006, su desmantelamiento y la creación de “24 hectáreas de parque para 97.000 vecinos”. Entonces no se habló de plazos. Segun la publicación Rojo y Negro del sindicato CGT, seis años después de su anunciado desmantelamiento aún se desconoce el futuro de la depuradora y los trabajadores ignoran cuál será su suerte reservada. Algomeración en China-Butarque Pero el desmantelamiento de La China no significa su desaparición. Sus intalaciones serán reabsorvidas en el ERAR de Butarque, al sur del barrio, para lo que ya existen planes de diversas administraciones que estarían proponiendo la duplicación de este depuradora. Consistiría en crear una nueva depuradora, bajo la misma denominación de “Butarque” en los terrenos libres al otro lado de la carretera de San Martín de la Vega, y a continuación de las viviendas del desarrollo conocido como “Hercesa”. La eliminación de La China podría quizá suponer, en caso de llegar a producirse según las actuales previsiones, la continuación o incremento de las molestias producidas por olores. Pero aún esto es una incognita.