Grupo de hombres en el barrio de Butarque

1039

Comienzan las sesiones este 18 de julio en la sede de AVIB, a las 11H, con la colaboración desinteresada de la Asociación Masculinidades Beta y AVIB.

En 1970, cuando el movimiento de mujeres estaba en su plenitud en Estados Unidos, un joven psicólogo llamado Jack Sawyer publicó un artículo en una revista de nombre Liberation (la misma revista que publicó en 1963 el escrito de Martin Luther King “Carta desde la Prisión Birmingham”) en donde escribía: “la liberación de los hombres les reclama liberarse a sí mismos de los estereotipos de roles de género que limita su habilidad de ser humano”.

¿Qué es un grupo de hombres (GH)?

Como ya se puede intuir leyendo el párrafo anterior, un GH es un espacio de reflexión masculino donde se puede conversar en un ambiente confidencial, distendido, empático y sin posibilidad de ser juzgados; sobre las vivencias de ser tío, partiendo de experiencias cotidianas en todos los espacios donde socializa, incluso en su soledad, para poder ser más humano.

En general los temas a tratar nunca están cerrados y son los mismos grupos quienes resuelven de qué hablar en cada sesión, siendo lo más importante la idea de hablar para romper la incomunicación que caracteriza las relaciones entre hombres.

Es también un espacio donde superar prejuicios propios de hombres, como por ejemplo, la homofobia; y a la vez uno donde indagar sobre algunas incomodidades que nos produce el ser hombre en ciertas circunstancias, que al final nos daña y nos ve obligados a actuar de una manera y no de otra más libre y consciente. Por esta razón, los GHs sirven como espacios terapéuticos y de auto-ayuda.

¿Cómo funciona un GH?

Es primordial que cada grupo establezca sus propias normas para poder alcanzar sus objetivos de generar complicidad y confianza, lo que a su vez ayudará a que cada componente del grupo reflexione de forma libre. Sin embargo, es supremamente importante tener en cuenta ciertos consejos para favorecer el entendimiento mutuo:

  • No juzgues lo que dice tu compañero: es más conveniente escuchar, extraer información valiosa para tí mismo, reflexionar y pensar en qué situación te has visto como él.

  • No hables frenéticamente: en un espacio de reflexión donde precisamente lo que lo enriquece es la escucha activa…hasta en los silencios mismos que se puedan generar. Es preciso ganar en pausas para digerir las experiencias de cada uno y hacerlas nuestras. Si no paras de hablar, no aprenderás de lo que tus compañeros quieren expresar desde sus emociones.

  • Habla desde las emociones: la forma tradicional de ser hombre nos ha convertido en muñones emocionales que no nos permite sentir e identificar esos sentires con emociones. Por ello es altamente recomendable hablar de nosotros mismos y de cómo nos sentimos respecto a situaciones donde nos vemos vulnerables o avergonzados (sí, esas emociones que solemos esconder por no vernos amariconados frente a otros hombres).

  • Garantiza la confidencialidad: para poder generar complicidad y confianza es clave que lo que se hable en el grupo, se quede en el grupo, evitando hablar de personas ausentes o hacer comentarios en casa, en el bar, trabajo u otro espacio, sobre lo que dijo algún compañero.

¿Qué beneficios obtendrás del GH?

  • Conectar con tus emociones

  • Reconocer tus debilidades sin ser juzgado por ello

  • Saber escuchar

  • Empatía

  • Contar con un espacio confidencial dónde poder hacer uso del auto aprendizaje y auto conocimiento

¿Y tiene un coste económico?

No, estos grupos suelen tener carácter gratuito, pero convendría que trajeras algún bizcocho hecho por tí, unas galletas, infusiones, cervezas sin alcohol (no conviene consumir sustancias que modifiquen tu conducta durante las sesiones), zumos, etc….porque podemos pasarlo bien y compartir como hombres de un modo distinto.

¿Dónde y cuándo?

Sede de la Asociación de vecinos/as independiente de Butarque, C/Estefanita 58-60

Sábado 18 de julio a las 11H (hasta las 13H, aproximadamente)