La Comunidad de Madrid es la penúltima región en gasto sanitario por habitante

63

El gasto sanitario de la Comunidad de Madrid es el segundo más bajo de todas las administraciones autonómicas del país, 1.108,14 euros por habitante, según el informe que analiza la situación de los servicios públicos de la región elaborado por UGT-Madrid consultado por Europa Press. Las partidas de 2010 en Sanidad contemplaban una reducción en el gasto en casi 30 euros por madrileño (1.135,58 euros por habitante en 2009), lo que sitúa a la Comunidad a la cola de las autonomías en este aspecto, únicamente por delante de Baleares. Asimismo, el gasto farmacéutico per cápita también es el penúltimo de todas las administraciones. Los datos de 2009, último año del que el sindicato dispone de cifras, revelan una inversión de 207,30 euros por habitante. UGT lamenta que “las políticas privatizadoras y la gestión que se lleva a cabo de las mismas” en los servicios sanitarios de la Comunidad de Madrid no sirven para “salir de los puestos de cola” en la comparación entre regiones, y que de esta forma “se van profundizando las diferencias sanitarias en España”. Menos camas en hospitales Tanto oposición como sindicatos han denunciado la reducción proporcional de camas por habitantes desde que la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, llegara al Gobierno regional. Mientras que desde el Gobierno se defiende la construcción de nuevos hospitales -hasta ocho en los últimos siete años-, la oposición evidencia que el número de camas es insuficiente ante el aumento de población en la región. Así, las 3,42 camas hospitalarias por cada mil habitantes con las que cuenta la Comunidad de Madrid están más de un punto por debajo de las que dispone Cataluña (4,50), y dejan a la región en el puesto 11 de las 17 comunidades autónomas, según la información difundida por el sindicato a partir de datos proporcionados por las administraciones públicas. Respecto a las camas de la red sanitaria pública, UGT denuncia que desde el comienzo de los gobiernos de Aguirre, la proporción de camas por cada mil habitantes se ha visto disminuido. Si en 2003 el Servicio Madrileño de Salud (Sermas) contaba con 2,01 camas por cada mil habitantes, en 2009, último año con estadísticas conocidas, la proporción era de 1,99 camas.