La Fiscalía pide información al Ayuntamiento sobre Valdemingómez

61

La Fiscalía de Medio Ambiente ha pedido información al Ayuntamiento de Madrid sobre los malos olores que se desprenden de la planta de reciclaje de Valdemingómez y que afectan a los vecinos de Vallecas, Villaverde y Rivas Vaciamadrid especialmente, y también ha indicado que realizará un “muestreo” de la basura. Fuentes fiscales han indicado a Europa Press que el fiscal instructor de estas diligencias ha solicitado, en el marco de la investigación, varias pruebas encaminadas a resolver las denuncias presentadas por los vecinos, entre las que se incluye la recopilación de información y la realización de un muestreo de basuras. Según recuerdan los vecinos del PAU de Vallecas en su página web, en septiembre de 2010 enviaron un escrito al fiscal de Medio Ambiente solicitándole su amparo e informándole de que la “grave situación” causada por los olores impedía a los vecinos de la zona “llevar una vida familiar cómoda y digna”. Unas semanas más tarde, asociaciones vecinales de Villaverde se unieron a la iniciativa. La respuesta no se hizo esperar ya que a finales del pasado mes de octubre, según los vecinos, se recibió la respuesta de la Fiscalía, que informaba de que había “solicitado información al Ayuntamiento de Madrid en relación con la planta de compostaje de Las Lomas”, además de señalar que se realizaría un “muestreo” de basura. DEFENSOR DEL PUEBLO Además de esta denuncia, los afectados también han dirigido más de 200 reclamaciones a otras instituciones, como el Defensor del Pueblo que, en respuesta a un vecino, “no sólo reconocía el problema, si no que apuntaba a la responsabilidad patrimonial del Ayuntamiento por dejar construir viviendas tan cercanas a las instalaciones de Valdemingómez, y se le sugería la realización de un estudio olfatométrico para terminar de dilucidar las causas de la situación creada”, añade la plataforma vecinal. Así, la institución reconocía que, “pese a las mejoras de las instalaciones promovidas en los últimos años por el Consistorio en Valdemingómez para mitigar el mal olor, sigue recibiendo quejas de vecinos, que aseguran que la situación no mejora”. En este sentido, la Asociación de Vecinos de Butarque ha indicado en un comunicado que el organismo que dirige María Luisa Cava ha informado a los afectados de que el Consistorio “no responde a los requerimientos de información solicitados”, por lo que ha procedido a “pedir de nuevo respuesta sobre las quejas formuladas por los vecinos” relativas a malos olores provenientes de las depuradoras de La China, La Gavia y Butarque y de la incineradora de Valdemingómez. AGOTADO EL CAUCE MUNICIPAL Asimismo, los afectados se han reunido en varias ocasiones con los responsables de la Junta Municipal del Distrito de Villa de Vallecas para exponerles lo “insufrible” de la situación, si bien las respuestas no iban más allá de decir que “los malos olores eran puntuales y se informaría a los organismos correspondientes”. Además, el propio concejal-presidente, Ángel Garrido, reconoció en una entrevista que una de las plantas de compostaje aún funcionaba al aire libre, aunque aseguró que se sellará en la próxima legislatura. Sin embargo, los vecinos critican que en ningún momento ha habido “compromisos ni plazos” para arreglar la situación por parte del Consistorio. El pasado día 7 de enero, el propio alcalde, Alberto Ruiz-Gallardón, visitó Valdemingómez y realizó un recorrido por las dos plantas de biometanización –La Paloma y Las Dehesas–, puestas en marcha recientemente. Según destacó el primer edil, estas nuevas instalaciones permitirán “acabar con el único proceso de compostaje al aire libre que actualmente se realizaba en Valdemingómez, evitando la producción de malos olores”. Así, “a partir de ahora esa materia se tratará en estas plantas de biometanización, espacios cerrados dotados de sistemas de extracción de aire y biofiltros”. MOVILIZACIÓN CIVIL Ante esta situación, los vecinos llevan más de dos años recogiendo reclamaciones y formularios para “dejar constancia de que la peste no era la excepción, si no más bien la regla”. En este tiempo ya han recopilado más de 1.150 formularios, pasando de los 26 mensuales del principio de la iniciativa a los más de un centenar del pasado mes de noviembre. “Todos estos datos dejan muy claro que de cada mes, casi todos los días hay algún momento en el que apesta en el barrio, existiendo días especialmente horripilantes”, aseguran. Junto a esto, los afectados también comenzaron a movilizarse en diferentes iniciativas reivindicativas bimensuales. La primera, el pasado mes de abril, fue una tortilla reivindicativa que los vecinos degustaron a pesar de las mascarillas que, dicen, son necesarias para vivir en el barrio. En junio celebraron una manifestación por las calles del Ensanche y, en octubre, realizaron una ‘cometada’ para decirle al alcalde, Alberto Ruiz-Gallardón, “qué cosas deben estar en el aire y cuáles no”. Además, en septiembre diseñaron un ‘olfatómetro mensual’ para la web, consistente en un banner que recoge el número de formularios, reclamaciones y número de días con malos olores de cada mes. La última actividad que fue una recogida de firmas contra los malos olores celebrada el pasado mes de diciembre en el centro comercial de la Gavia, que permitió recopilar 1.612 rúbricas. “Nuestra intención es seguir realizando las actuaciones necesarias para la resolución del problema y no cejar hasta que no obtengamos un compromiso firme de solución por parte del Ayuntamiento de Madrid, así como los plazos de ejecución para llevarlo a cabo”, concluye la asociación vecinal.