La FRAVM anima a las madrileñas a secundar la huelga feminista del 8M

427

La Federación Regional de Asociaciones Vecinales de Madrid (FRAVM), que agrupa a 277 entidades de la comunidad autónoma, hace suyo el llamamiento a la huelga de mujeres del 8 de marzo que en estos momentos impulsa el movimiento feminista en todo el Estado español. De esta forma, anima a las madrileñas a secundar ese día un paro que se plantea en cuatro ámbitos: doméstico y de cuidados, laboral, de consumo y estudiantil.

Ante una desigualdad de género que a día de hoy sigue presente en todas las esferas de la sociedad y la vida, el movimiento feminista madrileño y del Estado español impulsa desde hace semanas un 8 de Marzo que se prevé histórico. La apuesta es de calado, e incluye una huelga feminista de hasta 24 horas. Tal y como sostiene la Comisión 8 de Marzo del citado movimiento, “en 2018 queremos llegar más lejos y visibilizar con una huelga más amplia de la de 2017 nuestra fuerza, nuestra rabia y dolor y a la vez nuestra alegría compartida de sabernos fuertes. Queremos que nadie pueda mirar a otro lado frente a nuestras propuestas y nuestra centralidad en el mundo”.

El 8 de Marzo del año pasado, Día Internacional de la Mujer, millones de mujeres de 70 países secundaron una huelga laboral que con el lema “ni una menos, vivas nos queremos” había surgido de los grupos feministas argentinos. En el Estado español miles de mujeres siguieron un paro simbólico de media hora, antes de protagonizar las manifestaciones feministas más multitudinarias de los últimos años. La FRAVM apoyó entonces el paro y las movilizaciones, y ahora hace pública su adhesión a la huelga convocada para este 8 de Marzo, así como a las acciones que tendrán lugar ese día y los días precedentes con el lema #HaciaLaHuelgaFeminista

Las principales centrales sindicales se han sumado a la protesta, aunque existen diferencias en la duración del paro. Así, mientras CGT y CNT han convocado una huelga general de 24 horasCCOO y UGT promueven un paro de dos horas por turno en cada centro de trabajo. La FRAVM anima a las madrileñas a sumarse a una de las dos modalidades de paro laboral, y a hacer suya la propuesta de huelga de cuidados en el ámbito doméstico, la huelga de consumo y el paro estudiantil. El Sindicato de Estudiantes ha convocado una huelga de 24 horas en la universidad y en secundaria que persigue vaciar las aulas el mismo 8 de Marzo.

Las mujeres que deseen sumarse a la huelga laboral y estudiantil de ese día cuentan por tanto con todas las garantías legales para hacerlo, ya que los sindicatos han registrado ante el Gobierno central la preceptiva convocatoria de paro de 24 horas.

Razones para la huelga

Innumerables son los motivos que han impulsado al movimiento feminista a promover una huelga que tiene el objetivo de visibilizar y demostrar que “sin nosotras no se produce, y sin nosotras no se reproduce. Si paramos todas paramos todo”. El 8 de Marzo pararemos para decir BASTA a todas las violencias machistas, las que las mujeres “sufrimos en todos los ámbitos y espacios de nuestras vidas: en el hogar, el trabajo, los espacios públicos; con la pareja, la familia, el entorno laboral, la sociedad y las instituciones del Estado”. Recordemos que casi 1.000 mujeres han sido asesinadas por este tipo de violencia en España en los últimos 14 años y que es muy frecuente que cuando las mujeres denuncian agresiones machistas se cuestione su testimonio, siendo juzgadas socialmente.

Con la huelga, los grupos feministas reclamarán, entre otras cosas, que se aplique de manera efectiva la legislación sobre violencia de género y “se dote de recursos suficientes la lucha contra la violencia por parte de la pareja o la ex pareja”. Además, pedirán que se promueva eficazmente “una educación afectiva sexual que eduque a los niños contra unas masculinidades violentas, posesivas, dominantes, y a las niñas para desarrollar su individualidad y salir del marco del amor romántico”; y que se proteja y se tenga en cuenta el bienestar de las y los menores frente a los deseos de los padres maltratadores. Otra de las demandas tiene que ver con la protección de las mujeres migrantes en situación administrativa irregular que denuncian violencia de género, lo que requiere reformar la actual Ley de Extranjería.

En otro plano, el movimiento feminista volverá a reivindicar este 8 de Marzo el reconocimiento y disfrute efectivo de los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres, lo que pasa por “ser dueñas de nuestros cuerpos, nuestros deseos y nuestras decisiones”. Para ello, el aborto, que debe ser libre, seguro y gratuito, tiene que salir del Código Penal y ha de respetarse la autonomía de las mujeres de 16 y 17 años. Las feministas denuncian en este campo la intromisión de la Iglesia y reclaman una educación verdaderamente pública y laica, “con currículos feministas donde se transversalice la perspectiva de género en todas las disciplinas”. También demandan que las mujeres jóvenes puedan decidir sobre su maternidad y proyectos vitales, algo que muchas veces la precariedad laboral impide, y que “las lesbianas, bisexuales y otras personas disidentes sexuales y/o género podamos expresar libremente nuestra identidad y sexualidad”.

Las fronteras y los derechos de las personas migrantes se sitúan como otro de los ejes centrales de la movilización del 8M. En este marco, el movimiento feminista pide el cese de la criminalización de estas personas, el cierre de los CIE, la derogación de la Directiva Europea de Retorno y la aplicación efectiva de la Ley de Asilo. “Hacemos huelga para que la lucha feminista no se instrumentalice para negarle derechos a algunas (…), para que haya un reconocimiento de las comunidades racionalizadas y de la diversidad étnica”.

En el plano de la economía las mujeres pararán el 8 de Marzo por otro buen número de razones. Entre ellas, para que “se visibilice y reconozca el valor y la dignidad del trabajo doméstico y de cuidados; se realice en condiciones de corresponsabilidad y sea asumido como una responsabilidad de todos y todas, de la sociedad y del Estado”. No es admisible que este trabajo, imprescindible para la reproducción social de la vida pero casi siempre invisible (e invisibilizado) siga sin tener un reconocimiento adecuado.

Como tampoco lo es que España continúe manteniendo una brecha salarial entre hombres y mujeres del 23%, una diferencia que “nos obliga a trabajar gratuitamente 54 días al año y nos enfrenta a un techo de cristal para acceder a puestos de decisión y poder”. Es hora de acabar con estas diferencias, de avanzar hacia un modelo económico que no se base en la división sexual del trabajo y de que las mujeres “alcancemos condiciones laborales de contratación, promoción y remuneración dignas”. Además, la maternidad ha de dejar de ser un obstáculo para acceder al empleo y la atención a los hijos e hijas debe de ser equitativa, con permisos iguales e intransferibles.

En el siguiente enlace puedes ver todas las razones que mueven a los colectivos feministas a promover las movilizaciones del 8 de Marzo.

La FRAVM ha realizado un llamamiento a sus asociaciones para que se impliquen en esta campaña, llevando estos motivos a los barrios y animando a sus habitantes a secundar el paro feminista y las diferentes acciones que se organizan estos días con motivo del 8 de Marzo. Acciones como la divulgación de fotografías de mujeres de las asociaciones vecinales imitando el clásico cartel feminista con el lema “We Can Do It” para animar a la participación en la huelga.