Los vecinos rechazan el archivo de la denuncia contra Valdemingómez

94

Como vecinos y vecinas de la Comunidad de Madrid el pasado verano presentamos una denuncia ante Eduardo Torres Dulce, Fiscal General del Estado, para denunciar las graves irregularidades del Complejo de Valdemingómez, donde se tratan los residuos de Madrid capital, en total casi un millón y medio de toneladas anuales. Entre las irregularidades, destaca la concesión por la Comunidad de Madrid de Autorización Ambiental Integrada a una incineradora privada que incinera los residuos de Madrid para producir y vender energía eléctrica, eximiéndola de la obligación de presentar Estudio de Impacto Ambiental (EIA), cuya inclusión en el procedimiento es obligatoria de acuerdo con la Ley estatal de prevención y control integrado de la contaminación y la Ley de evaluación de impacto ambiental de la Comunidad de Madrid. Este hecho es grave porque permite que la incineradora funcione sin las medidas protectoras y correctoras que resultan pertinentes, ya que al faltar el EIA no se han establecido tales medidas, las cuales se diseñan precisamente para evitar daños a la salud de las personas y al medio ambiente. Además no se controlan las emisiones de sustancias cancerígenas, mutágenas o que afectan a la reproducción, que obligatoriamente deberían haberse tenido en cuenta en el procedimiento, ya que las producen los residuos que se incineran (307.000 Tm anuales de las cuales 61.000 Tm son plásticos). Por otro lado, se ha autorizado en el 2011 una ampliación de los residuos que pueden ser incinerados y que por su tipología constituiría una modificación sustancial, sin embargo la Comunidad de Madrid la ha tramitado como no sustancial evitando la apertura de un proceso de participación pública en las decisiones que tiene carácter obligatorio. Finalmente, en Valdemingómez no se tienen en cuenta los efectos acumulados de la incineradora y del resto de las instalaciones (incineración de gas de vertedero, biometanización, compostaje, vertederos etc.). Esto vulnera la normativa vigente estatal y europea, que define instalación como un conjunto de actividades contaminantes próximas y relacionadas entre sí, estableciendo la obligatoriedad en este tipo de situaciones de realizar un análisis de efectos acumulados. En Valdemingómez, al recibir cada actividad autorización por separado se emiten muchas más sustancias peligrosas que las que serían permitidas si se considerase como una única instalación La respuesta de la Fiscalía Pues bien la Fiscalía nos responde con los argumentos que le ha dado la propia Comunidad de Madrid, en la que justifican que todo lo han hecho correctamente, sin que la Fiscalía se moleste en investigar si dichas respuestas son correctas o no. Por ello nos dicen que si no estamos de acuerdo acudamos a la vía contencioso administrativa y además como no encuentran datos que permitan inferir un delito de prevaricación administrativa proceden al archivo de la denuncia, aunque también nos recuerdan nuestro derecho a interponer una denuncia penal. Nuestra respuesta Nosotros en cambio estamos convencidos de la irregularidad de las actuaciones de la Comunidad y de que la fiscalía tiene entre sus misiones la investigación de las mismas, no abandonándonos a los denunciantes a iniciar otros complejos y costosos procedimientos judiciales. Como muestra de la falta de investigación de la fiscalía queremos señalar que la Comunidad de Madrid en su respuesta afirma que el procedimiento de Autorización Ambiental Integrada, a que se sometió la incineradora, obliga a la presentación de una documentación similar a la de la Evaluación de Impacto Ambiental. Pues bien en ese caso Tirmadrid debió incluir un Estudio de Impacto Ambiental de la Incineradora y no lo hizo, como denunciábamos y la Fiscalía debería haberlo exigido. En nuestra opinión el hecho de que la Comunidad haya dado la autorización sin la presentación de dicho Estudio es un incumplimiento flagrante de una norma, que permitiría inferir una prevaricación administrativa. El pueblo de Madrid debe ser consciente de que las emisiones de la incineración de los residuos urbanos de la capital en Valdemingómez está afectando, debido a los vientos dominantes, principalmente a los vecinos de localidades del sureste (Rivas Vaciamadrid, Getafe, Pinto y Ensanche de Vallecas), siendo necesario que toda la ciudadanía de Madrid se movilice en solidaridad con los vecinos de estas localidades para parar la actividad de las incineradoras de Valdemingómez. Por todo ello vamos a responder a la Fiscalía rechazando el archivo de nuestra denuncia y os animamos a seguir apoyando con vuestras firmas la denuncia y el rechazo al archivo de la misma. APOYAN LA DENUNCIA Y ESTE COMUNICADO: Asamblea Medioambiente Sol 15M. Asamblea Popular 15M de Rivas. Asamblea Popular 15M de San Martín de la Vega. Asamblea Popular 15M de Villa de Vallecas. Asamblea Social de Rivas. AV del Ensanche de Vallecas. AV la Luna de Rivas. AV la Unión de Villa de Vallecas. Frente Cívico de Rivas. Fundación Sustrai Erakuntza. Globalízate. Izquierda Anticapitalista Rivas-Sureste de Madrid. Medio Ambiente Torrejón 15M. Red de Huertos Comunitarios de Madrid. Rivas Aire Limpio. Toma la Tierra.