Madrid 2020 precisa 1.000 millones en nuevas instalaciones deportivas

557
Madrid 2020 precisa 1.000 millones en nuevas instalaciones deportivas
Madrid 2020 precisa 1.000 millones en nuevas instalaciones deportivas

Madrid ha invertido ya al menos 9.800 millones de euros en infraestructuras necesarias para albergar los Juegos Olímpicos, pese a que hasta ahora se le han negado en dos ocasiones. Si el próximo 9 de septiembre, a la tercera, obtiene del Comité Olímpico Internacional el encargo de organizar la cita de 2020, aún deberá invertir 1.470 millones más entre 2013 y 2019. Esa es la cantidad que se han comprometido a aportar, a partes iguales, el Gobierno (PP), la Comunidad (PP) y el Ayuntamiento (PP). En su gran mayoría (un 72,5%), servirá para construir instalaciones deportivas; el resto se gastará en estaciones de tren y metro y en carreteras. Ya en 1997, el ahora ministro de Justicia, antes alcalde de la capital (2003-2011) y entonces presidente de la Comunidad, Alberto Ruiz-Gallardón, empezó a soñar y gestar la candidatura olímpica madrileña. En 2000, el Comité Olímpico Español señaló sin embargo que la ciudad carecía de instalaciones de calidad y debía “ponerse las pilas”. En concreto, echaba en falta un pabellón cubierto, y criticaba que el estadio de atletismo, La Peineta, estuviera incompleto. A finales de ese año, Madrid se sumaba por primera vez a la carrera olímpica con la vista puesta en la cita de 2012 y todo por hacer. Los orígenes del proyecto. El entonces alcalde, José María Álvarez del Manzano (PP), anunció que construiría la mayoría de instalaciones junto a La Peineta (que quería derribar para levantar “un gran estadio olímpico”), y un pabellón en la Ciudad Deportiva del Real Madrid, entonces en la plaza de Castilla (donde el Ayuntamiento había comprado ya 30.000 metros cuadrados al club por 27 millones, que luego vendería para sumarse al pelotazo de las cuatro torres). Según Álvarez del Manzano, los Juegos Olímpicos de 2012 iban a costar 1.800 millones de euros, algo menos que los de Barcelona 92 (2.195 millones). Pero en 2003, justo coincidiendo con la presentación oficial de la candidatura, cedió el bastón de alcalde a Gallardón, que a lo largo de los siguientes nueve años —con el beneplácito de la mayoría absoluta de madrileños— invirtió 12.100 millones de euros en infraestructuras, de los que aún quedan por pagar casi 7.000 millones. Ana Botella, que relevó a Gallardón en diciembre de 2011 y heredó la tercera candidatura olímpica consecutiva de la ciudad, no deja de repetir que el 85% de la inversión ya está hecha. Aun así, quedan 1.470 millones que aportarían entre 2013 y 2019 las tres Administraciones a partes iguales. Sólo los 490 millones que corresponden al Ayuntamiento suponen una cuarta parte del presupuesto total con el que contará en ese periodo para inversiones en la ciudad (1.880 millones). gobierno1.jpg Instalaciones deportivas. De los 1.470 millones de inversión total, 1.015 millones (el 72,5%) sufragaría instalaciones deportivas. El Gobierno se ha comprometido a construir un pabellón olímpico (69,5 millones) y el canal de remo de Getafe (82,8), y a remozar el hipódromo de La Zarzuela (14,8). Además, aportaría 175,3 millones para la Villa Olímpica. La Comunidad pondría 304,2 millones: para el centro de tiro de Paracuellos (16,2), el parque de aguas bravas de La Gavia (13) y la Villa Olímpica (203), y para urbanizar el anillo olímpico (72,2). El Ayuntamiento garantiza 368,6 millones para terminar el Centro Acuático (48,8), y para urbanizar los terrenos de la Villa de Medios (19,2) y el anillo olímpico (102,5). Además, completaría con 198 millones la Villa Olímpica, que en total costaría 576,3. Transportes. Costarían 324 millones, el 27,5% de la inversión. El Gobierno pondría 104 millones para las estaciones de tren de Valdebebas (7,3), Ifema (7,8) y el paseo olímpico (23,9); y para el enlace de la autovía M-40 con el anillo olímpico (65). La Comunidad aportaría 142,2 millones para prolongar la línea 5 de metro con parada en el Centro Acuático (41,6) y construir una nueva estación en la Villa Olímpica (13,9); para un puente sobre la M-45 (57,8) y para los accesos al canal de remo (28,9). El Ayuntamiento pondría 77,9 millones para la prolongación de la línea 5 de metro (41,6), la nueva estación de la Villa Olímpica (13,9), y las conexiones norte (12) y sur (10,4) del anillo olímpico. Además, las tres Administraciones aportarían 134 millones de euros adicionales a partes iguales para contingencias. 539 millones de ahorro. Madrid presentó el 18 de febrero un proyecto con el que logró, el 23 de mayo, pasar el primer corte olímpico con la mejor nota (8,08), por delante de Tokio (8,02) y Estambul (6,98). El próximo 7 de enero deberá presentar el documento definitivo, del que son un avance estas garantías financieras, aprobadas por las tres Administraciones en los últimos 10 días. En su dictamen de mayo, el COI reseñaba las promesas de la candidatura: 36 instalaciones deportivas, de las que 22 ya estaban hechas, cuatro requerían obras de calado, y 10 más quedaban por hacer (entre estas, tres temporales). Las obras se harían entre 2013 y 2019. Además, habría de levantarse una Villa Olímpica con 17.800 camas para los deportistas. La inversión total ascendía en el informe de mayo a 1.825 millones de euros sólo en instalaciones deportivas, de los que 1.554 provendrían de fondos públicos. Así, la candidatura ha ahorrado en este apartado 539 millones de euros. Para ello, ha reducido de 896 a 576,3 millones la inversión en la Villa Olímpica, que en un principio se iba a reciclar como vivienda protegida, y en el proyecto definitivo incluirá previsiblemente una fuerte inyección privada. Cuatro edificios menos. El nuevo proyecto elimina dos edificios para la prensa que iban a costar 254 millones y ahora se ubicarán en Ifema. Nada dicen las garantías del puerto de Valencia, que estaba previsto habilitar con 42 millones. Y han desaparecido el centro de hockey (57 millones), deporte que se ubicará en Valdebebas; y el pabellón de voleibol de Coslada (51,6 millones), sustituido por el Palacio de Deportes. El Centro Acuático ha pasado de costar 78,2 millones a 48,8; el hipódromo, de 23,5 a 14,8; el centro de tiro, de 18,2 a 16,2 millones. El parque de aguas bravas ha subido en cambio de 10,6 a 13; y el canal de remo de 63,8 a 82,8. También se ha caído el pabellón de baloncesto que debía construir el Real Madrid, sustituido por la plaza de Las Ventas. Según el proyecto de mayo, el Atlético de Madrid debe invertir 205 millones en concluir La Peineta entre noviembre de 2013 y octubre de 2015, un calendario que se presume ajustado, pues la operación iba a ser financiada con la construcción de viviendas junto al río Manzanares, un proyecto ahora paralizado.