Madrid estrena legislatura con nuevo plan económico financiero

64

El delegado de Hacienda, Juan Bravo, presentó en comisión el último balance de cuentas de la legislatura municipal con objeto de elevar las mismas al Tribunal de Cuentas. El edil anunció, mientras aprobaba las cuentas con apoyo del PP, que el Gobierno municipal se va a ver obligado a desarrollar un nuevo Plan Económico Financiero ante el Ministerio de Economía y Hacienda, al haber cerrado 2010 con déficit. El plan es obligatorio a pesar de que esta cifra está en el cuatro por ciento del PIB, dos puntos por debajo del máximo permitido por el Gobierno. El nuevo plan tiene que ser presentado en los tres meses siguientes a la publicación de la liquidación presupuestaria. Es decir, en el Pleno. El proyecto abarcará desde 2011 a 2013. Sucede al acatado por el municipio entre 2006 y 2009 y discurre en paralelo al plan de saneamiento que está siguiendo el Consistorio a causa de su saldo de remanente de tesorería negativo. Deuda a proveedores El edil de Hacienda afirmó que el “principal problema” del Consitorio es el pago a proveedores. Actualmente, el retraso es de nueve meses a partir de la fecha de vencimiento (50 días) para las empresas grandes y 7 para las medianas. A las pequeñas sí se les paga al día. En conjunto, la deuda acumulada en este sentido asciende, a día de hoy, a 900 millones, aunque a cierre de 2010 esta cifra era de 1.300 millones. La reducción ha sido posible gracias a la contratación de pólizas a corto plazo que se liquidarán a lo largo del curso. Bravo criticó la actitud del Gobierno centro al impedir refinanciar los vencimientos de deuda a corto plazo con los bancos de los dos últimos años. Si no se hubiese producido este hecho y se hubiese cerrado el acuerdo de compensación del Canal de Isabel II por su privatización parcial, actualmente, Madrid tendría remanente positivo y estaría al corriente de pago. Esta técnica ha supuesto un incremento de la deuda total del Ayuntamiento en 500 millones, a fecha de 30 de marzo, respecto al cierre de 2010. Está pendiente la publicación de un informe del Banco de España en este sentido. El compromiso del equipo de Gobierno es cerrar este ejercicio con algo más de 6.100 millones de euros de deuda, más de 200 menos que en 2010. Entre los datos elevados al Pleno, cabe destacar que las empresas municipales tuvieron un ingreso de 3,16 millones en total, cuando en 2009 acumularon 33,61 millones en pérdidas. La Empresa Municipal de Vivienda y Suelo recuperó su saldo positivo al conseguir equilibrar la balanza con la enajenación de 42,81 millones de euros en activos de la compañía. Madrid Espacios y Congresos tuvo 2 millones de pérdidas cuando había tenido la misma cifra de ingresos en el ejercicio anterior. Promoción Madrid también redujo sus beneficios. Las empresas mixtas tuvieron 50,88 millones de beneficios frente a los 42,96 millones en 2009. Destaca el incremento de Madrid Calle 30 de 10,7 millones y la disminución de 2,2 millones de beneficios a 248.000 euros de pérdidas en la Empresa Mixta de Servicios Funerarios. Déficit por ciudadano Por su parte, el edil socialista Pablo García Rojo ha dicho en la Comisión que le sorprende que Bravo haya hecho un balance “positivo” e incluso “triunfalista” y “sin una línea de autocrítica” que, además, “no se compadece con las cifras” cuando hay un déficit de 754 millones de euros. A su vez, el concejal de IU Daniel Morcillo ha lamentado una vez más que el Gobierno municipal “no asuma sus responsabilidades” y las cargue en otras administraciones y ha considerado “lo más grave y preocupante” que se haya pasado en esta legislatura de un superávit por habitante de 55 euros a un déficit por habitante de 110 euros, lo que en su opinión “condicionará las políticas de los próximos cuatro años”.