Más de lo mismo en la reunión con la EMT: estamos bien atendidos

133

El jueves 18 de febrero estábamos citados con el Gerente de la EMT, Álvaro Fernández, para seguir insistiendo en los problemas de comunicación del barrio y en la necesidad de contar con una segunda alternativa a la línea 85. Sin embargo, una convocatoria de última hora hizo que no se pudiera presentar y en su lugar asistió el Director de Operaciones, Luis María Álvarez Vázquez. En la reunión no escuchamos nada muy diferente a otras ocasiones. En primer lugar siempre se escudan en que la EMT no tiene competencias para ampliaciones y creación de nuevas líneas, y que es el Consorcio Regional de Transportes (CRTM) el que decide estas cosas. Pero acto seguido lo que dejan entrever es que si fuera competencia de ellos tampoco lo harían. ¿Por qué?, pues porque según sus estadísticas, a ellos tampoco le consta que haya que aumentar el número de coches, que puntualmente se puede sufrir algún retraso, pero que no tienen registradas incidencias generalizadas. Como ya hizo el Consorcio, nos mostraron las estadísticas que demuestran que nuestra línea no es de las peores, así que no entienden de qué nos quejamos. Da igual que expliquemos nuestro aislamiento, que sólo tenemos una alternativa de comunicación, que no tenemos acceso a la mayoría de servicios básicos (centro de salud, biblioteca…), que insistamos en que medir el uso de toda la línea es una trampa, que lo que hay que medir es el tramo entre la Plaza de los Metales y la estación de Cercanías (precisamente el que queremos ampliar de la 123)… Todo da igual porque tienen un papel que dice que la frecuencia de uso es de un 54%. Respecto a la ampliación del 85 y la ampliación de 2 coches que nos confirmó hace unas semanas el CRTM, pensaban que empezaría a funcionar en verano, que es cuando preveen un mayor número de traslados de las familias. Sobre la posibilidad de crear una línea distrital que conectara los principales puntos de Villaverde, dijeron que les parecía inviable por ser un gasto desmesurado que no sería compensado por el uso que se le diera. Y la ampliación del 123, aunque no descartan que pudiera realizarse en el futuro, no lo consideran una prioridad, lo mismo que nos dijeron en el CRTM. En definitiva, más de lo mismo. Nos escuchan, pero no nos entienden, así que no parece que vayamos a contar con una segunda alternativa de transporte en los próximos años si no aumentan las quejas por el servicio.