Rescate al ‘otro Madrid Río’

129

resacate_madrid_rio.jpg Olvidado durante años, pese a que Alberto Ruiz-Gallardón prometió reformarlo en la campaña electoral de 2007, al tramo sureste del parque lineal del Manzanares parece que por fin alguien le hace caso. El área de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Madrid está elaborando un proyecto para mejorar las condiciones de la ribera del Manzanares en la zona conocida como Parque Fluvial (el tramo que va desde la Caja Mágica hasta la M-45), el también llamado otro Madrid Río. Este tramo, de una gran riqueza medioambiental, con una majestuosa ribera donde cientos de árboles (sauces llorones, chopos…) son testigos del paso del agua, funciona como parque para los vecinos de Villaverde, Villa de Vallecas y Usera y lleva años descuidado. Durante los últimos años desaparecieron de las 220 hectáreas por las que discurre las farolas que alumbraban el parque, donde los vecinos acuden a pasear, sacar al perro o correr. También las papeleras. Y las fuentes. Y los juegos infantiles. Y se acumularon los escombros. Ahora, el Ayuntamiento pretende construir una «senda peatonal ecológica» que discurrirá por el curso bajo del Manzanares y enlace con las actuales vías de tránsito asociadas al parque fluvial «hasta constituir un circuito cerrado que permita su recorrido sin interrupciones», según recoge el proyecto del Consistorio. La actuación, todavía en fase de redacción, contempla «adecuar y mejorar» las sendas pavimentadas en la margen derecha del río a lo largo de 510 metros hasta su conexión con una de las pocas pasarelas existentes. A partir de este punto se construirá un nuevo camino «de firme flexible y anchura de tres metros que permita el tránsito simultáneo de personas a pie y ciclistas». Discurrirá esta nueva senda durante 450 metros por la margen izquierda del río hasta otro punto, donde se construirá una nueva pasarela sobre el río de 40 metros de longitud. La instalación ha sido diseñada con «elementos antivandálicos». Otra nueva senda, de 1.700 metros, continuará su trazado por la margen derecha del río hasta conectar con otra pasarela que actualmente se encuentra en uso y que será reformada. Las obras también incluirán las pequeñas infraestructuras necesarias para la estabilización de taludes y la limpieza y acondicionamiento del margen del río, así como elementos de información sobre la flora y la fauna autóctona asociados al cauce. Para los vecinos, sin embargo, este planteamiento es totalmente «insuficiente». «Se han olvidado de las cosas principales que demandábamos, como el alumbrado. A partir de las seis de la tarde ya no hay luz, y claro, es que es nuestro parque, se usa mucho y necesitamos que haya luz», señala Antonio Abueitah, portavoz de la Asociación de Vecinos de Butarque. «Además, tampoco planean poner fuentes, para poder beber, cuando son necesarias, porque por allí la gente corre o va en bicicleta», dice Abueitah, que insiste en que no quieren «nada de diseño» como el reluciente Madrid Río, sino los elementos necesarios para un parque. Según indica, además, las sendas proyectadas por el Ayuntamiento ya existen, y sólo hay «como mucho 300 metros» más de caminos previstos en este proyecto. «Sólo queremos que sea un parque en condiciones, que haya fuentes con agua, que haya papeleras, y mantenimiento», añade Silvia Nuñez, de la misma asociación vecinal. «Y también queremos que no se permita que se tire basura, como está ocurriendo». Desde Medio Ambiente matizan que la zona en la que se va a actuar ahora no está considerada como un parque, por lo que esas actuaciones se tendrían que realizar en un futuro, cuando se desarrollen nuevos proyectos. El Mundo – Roberto Bécares