Solicitud a la Fiscalía de Medio Ambiente para que profundice en las causas de los malos olores

Solicitud de investigación de oficio sobre el cumplimiento de las normativas medioambientales en el complejo tecnológico de Valdemingómez y las consecuencias de su deficiente funcionamiento sobre la calidad de aire. Estimados Señores: Les escribo de nuevo en representación de la Asociación de Vecinos Independiente del barrio de Butarque, en Madrid, debiod a que hemos recibido contestación a nuestro escrito de fecha 19/10/2010 denunciando los malos olores que sufrimos los vecinos del barrio de Butarque. Agradecemos la rapidez en la que se ha tramitado esta cuestión, aunque hemos apreciado que existe alguna confusión sobre los aspectos que nosotros planteamos. En primer lugar, aclarar que nosotros representamos a vecinos del barrio de Butarque, ubicado en el distrito de Villaverde de Madrid. Por tanto, aunque la frontera de nuestro barrio linda con Villa de Vallecas, nos referimos a zonas cercanas pero diferentes. En nuestro escrito indicábamos que no podíamos precisar con exactitud el origen del problema que sufrimos en el barrio, ya que, además de los malos olores que se desprenden del denominado Parque Tecnológico Valdemingómez, y que llegan a nuestro barrio a pesar de su relativa lejanía, también estamos expuestos a las emisiones de las depuradoras de la China, la Gavia, y la de Butarque, que rodean al barrio. Por tanto, se trata de una situación diferente a la denunciada por los vecinos de Vallecas, a pesar de coincidir en los problemas generados por Valdemingómez. Lo que solicitamos es que su institución, además, se interese por los malos olores que se producen por causa de las demás instalaciones mencionadas. Por supuesto que nos gustaría que nuestro escrito reforzara y complementara a los presentados por la Asociación de Vecinos del PAU “Ensanche de Vallecas”, porque entendemos que nos encontramos ante un el problema que afecta a una importante superficie de la zona sur de la ciudad de Madrid y a sus decenas de miles de vecinos que en la actualidad se encuentran indefensos ante un problema que altera de manera directa su vida normal. Entendemos que no es casualidad que estos problemas se sufran en las mismas zonas de la ciudad, ya que el Ayuntamiento y la Comunidad de Madrid han condenado a la zona sur a soportar tener que albergar la mayoría de las instalaciones “incómodas”, y encima pretenden que sus vecinos aguantemos sus efectos nocivos sin que los responsables pongan remedio. Por todo lo anterior, solicitamos que su institución nos ayude a profundizar en las causas y posibles soluciones al problema de los malos olores que sufrimos, ya que el Ayuntamiento de Madrid no muestra ninguna intención por escuchar a sus vecinos.