El curso que viene, El Greco tendrá dos clases de primero de ESO

64

A pesar de insistir en que Butarque no tenía alumnos suficientes para contar con un Instituto, el Director del Área Territorial de Madrid-Capital de la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid, Bonifacio Alcañiz, se comprometió con AVIB, en la reunión que tuvo lugar el pasado 11 de noviembre, a estudiar la posibilidad de habilitar de foma provisional dos aulas del colegio El Greco para impartir primero de la ESO si las cifras de demanda que presentó la asociación se ajustaban a la realidad. Para ello, la Consejería de Educación ha contactado en las últimas semanas con los padres y madres de sexto de primaria de los colegios El Greco y Los Rosales para conocer si tendrían intención de matricular a sus hijos en la ESO en esas condiciones. El hecho de que la Comunidad se haya visto obligada a considerar esta opción, demuestra que los vecinos de Butarque llevamos razón al insistir en que existe demanda suficiente en el barrio para contar con un Instituto. La decisión supone que, al menos, los niños que el año que viene comiencen la enseñanza secundaria no se vean obligados a trasladarse fuera del barrio. Sin embargo, no da opción a los que ya se han matriculado fuera que seguirán privados de ser educados en su barrio hasta que la Comunidad decida iniciar la construcción del Instituto. Desde que se levantó el Colegio El Greco y hasta ahora, cada año la Consejería de Educación ha tenido que improvisar soluciones que lo único que consiguen es parchear el problema de la falta de dotaciones educativas para los niños de Butarque. Por ello, desde AVIB volvemos a exigir la construcción inmediata de un Instituto y un nuevo colegio ubicados en edificios independientes y totalmente equipados para educación primaria, secundaria y bachillerato. Los vecinos de Butarque nos hemos manifestado, hemos recogido miles de firmas, se las hemos entregado a los representantes políticos, hemos llevado el problema a la Asamblea de Madrid y, aunque gracias a ello se están produciendo decisiones que palían en parte las necesidades educativas de los alumnos del barrio, debemos continuar luchando hasta conseguir que nuestros hijos tengan acceso a una educación pública digna y de calidad en el barrio.