El modelo suspendido por PSA se fabricará en 2014

PSA Peugeot Citroen empezaría la producción del nuevo modelo adjudicado a la planta de Villaverde-Madrid en la primera mitad de 2014, con lo que en principio se despejan las dudas sobre el futuro a medio plazo de esta instalación española del fabricante automovilístico francés. Según información adelantada por “La Tribuna de Automoción” y confirmado por fuentes sindicales, la representación laboral ha sido convocada a una reunión con la dirección, en la que se comunicará esta decisión. Las mismas fuentes han precisado que la recuperación del llamado proyecto E3 (E cubo) a partir de 2014 ya ha sido anunciada a los cuadros y mandos de la instalación de PSA Peugeot Citroen en Madrid. El pasado 23 de marzo la dirección del consorcio automovilístico galo anunció en París la suspensión de este proyecto adjudicado a las instalaciones de Madrid-Villaverde, con lo que se puso en entredicho la viabilidad de la fábrica, si definitivamente se retiraba también la producción del Peugeot 207 a partir de 2013. La nueva decisión de la dirección de PSA Peugeot Citroen implica una demora de varios meses en la producción de este nuevo modelo, cuyos planes iniciales de producción se establecían en 2013 y la comercialización un año después. Esta decisión de suspensión de la producción del proyecto E3 se interpretó como una medida a la espera de definir los pormenores de la alianza para el mercado europeo entre PSA Peugeot Citroen y General Motors. Un modelo decisivo para la fábrica Las características del nuevo modelo planeado para la planta madrileña no están definitivamente concretadas y sólo se sabe que será de la marca Citroen y de un nuevo segmento. PSA Peugeot Citroen produjo en 2011 en su planta de Madrid 93.000 unidades de las versiones de tres y cinco puertas del Peugeot 207, así como las carrocerías familiar y coupe cabrio (C.C.) del mismo modelo, y para este año la previsión se ha reducido a unas 56.000 unidades. La retirada de las versiones estándar del 207 y del nuevo modelo de Citroen dejarían como única producción de la instalación madrileña las versiones familiar y C.C., que representan una cuota mínima en las ventas del modelo 207.