Los abogados de la Comunidad irán a la huelga para defender el derecho a la asistencia jurídica

Entrevista a la Red Jurídica de Abogados. ¿Cuál es la función del turno de oficio? Explicado a grandes rasgos, consiste en prestar asistencia letrada y técnica en toda la extensión de los procedimientos judiciales a aquellas personas que no cuentan con medios suficientes para poder pagarse una defensa privada. Es la materialización del derecho a la defensa con independencia de los recursos económicos con los que cuenta cada uno y por tanto un servicio público cuyo destinatario es el ciudadano con menos recursos económicos, inferiores al doble del salario mínimo profesional. ¿Cuál es el conflicto entre los abogados de oficio y la Comunidad de Madrid? Es preciso comenzar diciendo que la competencia sobre la administración de justicia es autonómica, si bien con sujeción a la normativa estatal básica. El conflicto tiene varias dimensiones. En lo que se refiere a la económica, los honorarios por la prestación del servicio llevan congelados desde el año 2003. Además, en la actualidad hay un retraso en el pago del trabajo realizado de un año, obligando a los abogados a pagar para poder cobrar, puesto que las cantidades adeudadas por la CAM son adelantadas por los bancos a cambio de un interés que tiene que soportar el letrado, con una reducción del 6% de las cantidades percibidas. Por otro lado, mantenemos una exigencia de dignidad en las condiciones de ejercicio de la profesión y la imagen mediática proyectada por los poderes públicos. Y, por último, defendemos el derecho a la asistencia jurídica gratuita y la asistencia letrada de todas las personas. La Comunidad de Madrid no tiene el mismo punto de vista, considera que es un lujo innecesario, caro y carente de sentido en una sociedad de libre mercado. ¿Cuál es la postura del Colegio de Abogados de Madrid con respecto al turno de oficio? El ICAM tiene aproximadamente 90.000 abogados colegiados. De ellos sólo 4.500 están adscritos al turno de oficio. La Junta de Gobierno y su Decano provienen de despachos colectivos que ejercen un derecho de empresa y para la empresa. La Asociación Libre de Abogados (ALA), tercera candidatura en número de votos, APAEM y ALTODO velan por los intereses del colectivo en su conjunto y, especialmente, del derecho de y para las personas. El ICAM, durante años, no ha hecho prácticamente nada por la defensa del turno y de los colegiados. Por supuesto que el Decano actual no está adscrito al turno de oficio. En la actualidad, la situación es tan insostenible que la huelga indefinida se plantea como una realidad. ¿Por qué es importante la función pública del turno de oficio? Los abogados de oficio son garantes del derecho fundamental a la tutela judicial efectiva y, por extensión, de los restantes derechos fundamentales de los ciudadanos, convirtiéndose en una figura fiscalizadora de la actuación de los poderes públicos imprescindible. Además, su asistencia a las personas con menos recursos busca garantizar la igualdad ante la ley de todos los ciudadanos, con independencia de su capacidad económica. ¿Qué relación tiene este conflicto con las demandas de otros sectores públicos? En definitiva, se trata de un conflicto originado por las políticas neoliberales y el nepotismo con que actúa la Comunidad de Madrid. Como se ha indicado, se busca la precarización del servicio no sólo por lo que supone de ahorro a las arcas públicas, sino también con la intención de desprestigiarlo al máximo para que su privatización tenga la mínima oposición popular posible. De la situación actual a la entrega del servicio a despachos más afines ideológicamente no hay más que un paso: la Comunidad de Madrid podría de esta forma controlar la asistencia letrada a los colectivos con menos recursos económicos y, a la vez, entregar dinero público a esos despachos colaboradores con las políticas neoliberales.