Los ‘indignados’ de la Puerta del Sol deciden reestructurar la acampada, pero no reducirla

56

Nueva asamblea general en la Puerta de Sol en la que, tras tres horas de debate, se ha decidido cambiar el formato de la acampada en la plaza para intentar solucionar, entre otros, los problemas de salubridad, seguridad y de logística que tienen los acampados del Movimiento 15-M. De momento, no habrá ni una reducción de la acampada ni tampoco un desmantelamiento, tal y como estaba previsto. Los detalles de la restructuración se plantearán y comenzarán a discutir este miércoles a las 17 h en una reunión de la comisión de comisiones, en la que cada comisión pondrá sobre la mesa sus propuestas concretas. Algunas ya se han mencionado en la asamblea general, como por ejemplo la de la comisión de infraestructuras de construir estructuras similares a “barracones” con palés de material ecológico y medidas 8*4*3 (en metros). Lo consensuado en la comisión de comisiones deberá pasar después por otra asamblea general para ser o no avalado finalmente. A las 20 h de este miércoles hay convocada una nueva. “Símbolo del movimiento” Por el momento, lo decidido en Sol este martes es empezar a trabajar en un cambio de formato de la acampada para sustituirlo por otro que siga siendo “un símbolo” del movimiento y que no implique disminución o finalización del campamento. Esta propuesta ha sido llevada a la asamblea general tras haberse consensuado por la tarde en la comisión de comisiones, como dicta el procedimiento. Las comisiones también han consensuado “asentar estructuras estables del punto de información en Sol” y dar “autonomía a respeto para que articule mecanismos de participación en su comisión”. La creación del punto de información estable en la plaza, según ha comunicado la organización, se está intentando negociar “con las autoridades”, que por su parte han comunicado a la acampada que ellos sí verían de forma “positiva” que el asentamiento se redujese mientras que una ampliación les resultaría algo “negativo”. Se han escuchado varias voces discrepantes durante la asamblea de este martes, muchas de ellas pidiendo desde el principio una definición específica de la modificación propuesta por las comisiones. Otras decían sentirse “utilizadas” o llamaban a la resistencia de los acampados y a “ser inteligentes” y reforzar el trabajo en las asambleas de barrio. “En ningún momento se está hablando de disminuir nada”, intentaban tranquilizar algunos portavoces de comisiones al público asistente. Durante los diversos turnos de palabra abiertos que se han sucedido, un joven de la comisión de sanidad aseguró que “no hay salubridad en la plaza y hay robos de medicamentos”, mientras que otros de la comisión de alimentación se oponían a la propuesta de consenso al tiempo que pedían una moratoria para establecer una lista de puntos propios. La impaciencia ante la falta de medidas concretas fue la tónica general en el debate, que logró terminar en una votación hacia las 23.15 h. Finalmente, se aprobó la necesidad de la reestructuración sin manifestaciones en contra. Comunicado de condena Por otro lado, la asamblea aprobó un comunicado de condena a la violencia policial del pasado viernes en Barcelona para desalojar la acampada de la plaza de Cataluña. En el texto, se pide la dimisión del conseller de Interior de la Generalitat, Felip Puig, y su inhabilitación para ejercer otro cargo público; asimismo, se pide a la justicia que “depure responsabilidades”. Durante la asamblea se mostró apoyo a la movilización que ciudades como Barcelona, Valencia y Sevilla han convocado para el próximo 19 de junio y se anunció que el sábado se celebrará una reunión “nacional” de acampadas para tratar la continuidad de Movimiento 15-M que “no será vinculante”. Poco antes de la medianoche terminó la asamblea, que contó con menos gente que en días anteriores.