Por la retirada del copago de la teleasistencia domiciliaria

55

Los Servicios Sociales han sufrido un deterioro considerable durante estos años (sin haber alcanzado nunca un nivel adecuado) hasta el punto de correr peligro de desaparición. La negra historia de este país y de esta ciudad continúa. Fuimos viendo como iban recortando y recortando, incluso eliminando, servicios sociales, extrañando que todavía existiera un servicio llamado de teleasistencia que aún no había sufrido los ataques de la turba de los tijeretazos. Ah, pero [email protected] nosotros, el día llegó, hacia la primavera de este año, nuestra querida alcaldesa no electa, que está muy empeñada en desviar el presupuesto de esta santa casa a los bancos, benditos ellos, decidió dar un paso más adelante y creo el copago teleasistencial, es decir cobrar a un colectivo tan vulnerable como el de los mayores este servicio, que se creó para proteger a éstos de morir solos en casa, cuando les ocurriera algún accidente o enfermedad que les impidiera llegar al teléfono. Recordemos que hace unos años, era muy normal leer o escuchar la noticia de un mayor muerto en su casa, sin que nadie hubiera podido hacer nada por evitarlo. Esto que gracias a la teleasistencia disminuyó apreciablemente volverá a ser noticia de nuevo. [email protected] mayores [email protected] y [email protected] por los múltiples pagos. Medicamentos, IBI, luz, gas, comunidad, etc… están dándose de baja de este servicio poniendo su integridad física en peligro. Y si esto fuera poco, un copago injusto e inhumano, también se vuelve un calvario para [email protected][email protected]”, cuando el Ayuntamiento consulta sus datos tributarios, para ver que les toca pagar (recordamos que a partir de los 460 euros de ingresos mensuales tienen que cotizar), muchos de ellos tienen ahorros, “fuertes inversiones”, copiosas herencias, o algún otro ingreso marginal, y entonces se les señala como incumplidores con Hacienda y, con mas justicia o menos, tienen que declarar, y, aunque el ingreso sea temporal, tendrán que pagar a Hacienda y les subirá el copago. Y aún hay mas, en línea con los demás contratos del Ayuntamiento, en este también ha habido una concesión a la baja, con lo que el servicio, ni siquiera pagado, es universal, como antes, que podía acogerse todas las personas que lo desearan. Ahora no hay terminales suficientes y se crea una lista de espera. Si a [email protected] mayores, más en precario y vulnerables, les ocurre algo, ¿quien va a ser el/la culpable? ¿Quién ha provocado esta situación? Seguramente la Sra. Botella tenga la respuesta. Por lo tanto, exigimos la retirada inmediata del copago teleasistencial, para evitar males mayores, de los que [email protected] se puedan o se deban arrepentir.