El barrio de Butarque también lleva a la Fiscalía sus problemas de mal olor

Si hace unas semanas era la Asociación de Vecinos del PAU “Ensanche de Vallecas” quien elevaba a la Fiscalía de Medio Ambiente de Madrid una denuncia por los malos olores que se ven obligados a soportar, ahora es la Asociación de Vecinos del barrio de Butarque, en el distrito de Villaverde, quien ha hecho lo propio “hartos de ser ignorados por las administraciones madrileñas”. Con demasiada frecuencia, el barrio de Butarque se impregna de un mal olor muy fuerte, muy ofensivo, persistente y muy extendido. Suele intensificarse por la noche, y es mucho más fuerte en los meses de verano, lo que también complica más la vida a los vecinos que en muchas ocasiones no pueden abrir las ventanas de sus casas en los días de fuerte calor. Los vecinos de Villaverde no sólo deben soportar los malos olores que se desprenden del denominado Parque Tecnológico Valdemingómez, sino que están expuestos a las emisiones de las depuradoras de la China, la Gavia, y la de Butarque, que rodean al barrio. Cuando los habitantes del barrio denuncian la situación a las administraciones, o deciden llamar a la Patrulla Verde de la Policía Municipal, son ignorados ante un problema que todo el mundo da por hecho que se debe asumir. Con esta solicitud de intervención a la Fiscalía de Medio Ambiente de Madrid, que se suma a la que recientemente ha presentado por motivos similares la asociación del PAU del Ensanche de Vallecas, se pone de manifiesto que nos encontramos ante un problema que afecta a una importante superficie de la zona sur de la ciudad de Madrid y a sus decenas de miles de vecinos que en la actualidad se encuentran indefensos ante un problema que altera de manera directa su vida normal. Desde la Asociación de Vecinos de Butarque se considera que no es casualidad que estos problemas se sufran en las mismas zonas de la ciudad, ya que el Ayuntamiento y la Comunidad de Madrid han condenado a la zona sur a soportar tener que albergar la mayoría de las instalaciones “incómodas”, y encima pretenden que sus vecinos aguanten sus efectos nocivos sin que los responsables pongan remedio. Sin embargo, los vecinos de Butarque no se resignan, y por este motivo, además de la denuncia a la Fiscalía, han enviado escritos al Defensor del Pueblo y a los diferentes estamentos implicados del Ayuntamiento y Comunidad de Madrid. Además, tienen puesta en marcha una campaña denominada “Perfumemos Butarque”, para que los vecinos vayan anotando las puntas de mal olor y sus características principales, a través de un formulario en la web vecinal www.https://www.butarque.es.