El colegio de Villaverde no estará listo para el próximo curso

69
El colegio de Villaverde no estará listo para el próximo curso
El colegio de Villaverde no estará listo para el próximo curso

elpaisb.jpg Los alumnos del colegio Ausiàs March del distrito de Villaverde no podrán estrenar en septiembre su nuevo centro al completo, sino solo nueve clases más y el comedor. Faltarán otras nueve aulas y el pabellón. Eso si las obras, que están paralizadas, terminan a tiempo. Después de que la empresa que debía construirlo quebrara, la Consejería de Educación solo ha iniciado la adjudicación de una parte del proyecto porque su prioridad es “concluir las obras para el inicio del próximo curso” para “garantizar las necesidades de escolarización a corto plazo”. Los padres lo consideran “otro parche” y desconfían de las promesas del Gobierno madrileño. “Para empezar, no nos habían informado. A nosotros nos habían dicho que iban a adjudicar de nuevo las obras, no una parte, y nos hemos enterado por nuestra cuenta”, explica el presidente de la Asociación de Madres y Padres de Alumnos (AMPA) del Ausiàs March, Jesús Ángel Gálvez. La Consejería de Educación confirma en un comunicado que se han iniciado los trámites para adjudicar nueve aulas de Educación Primaria –la oferta de licitación, según los padres, únicamente contempla ocho– y un comedor, “lo que garantiza las necesidades de escolarización urgente de la zona”. “Al menos reconocen que tienen un problema de falta de plazas en el barrio, como siempre hemos dicho, pero nosotros queremos un colegio, no un nuevo parche”, lamenta Gálvez. Él recuerda que el colegio ya empezó a funcionar el curso pasado con solo nueve aulas que, además, no estaban listas al inicio de curso, por lo que los alumnos de Infantil adscritos al centro tuvieron que ser trasladados en autobús a otro centro durante un mes. Ahora Educación se fija como prioridad “la necesidad de concluir las obras para el inicio del próximo curso”, con objeto de garantizar las necesidades de escolarización a corto plazo. Es la razón por la que descarta por ahora construir el colegio completo, lo que anuncia que ocurrirá “en cuanto se termine el actual proyecto, que es el más urgente para atender la demanda escolar del próximo curso”. “Ya no nos fiamos de lo que digan, son muchas promesas incumplidas y falta de información”, destaca Gálvez. La nueva licitación cuenta con un presupuesto de 1,5 millones de euros y siete empresas se han presentado al concurso de urgencia, según la Consejería, que prevé adjudicarlo “en los próximos días”. La inversión prevista para esta parte del proyecto se aproxima de forma llamativa al montante de la anterior adjudicación del proyecto completo –que incluía el doble de aulas y un pabellón, aparte del comedor–, cuyo presupuesto de licitación ascendía a 3,5 millones de euros, pero que se adjudicó por 1,9 millones. Para el presidente del AMPA, esta diferencia demuestra que el contrato elegido –que posteriormente la empresa incumplió al entrar en concurso de acreedores– era “poco realista”. Los padres de alumnos del Ausiàs March, apoyados por los de centros cercanos y vecinos del barrio, mantienen las movilizaciones que ya iniciaron el pasado lunes solicitando la conclusión de las obras de este centro, así como la construcción de un nuevo instituto en la zona. [fond jaune]Su próxima cita es el domingo 25 de marzo en la Puerta del Sol[/fond jaune]. “Llevamos tres años de mentiras, no vamos a parar hasta que consigamos nuestro colegio”, sentencia Gálvez.